Limpieza de tuberías

La limpieza de tuberías de forma habitual evita la proliferación de cucharones, sirve para eliminar malos olores, acaba con los gérmenes nocivos para la salud, y lo más importante, previene la aparición de posibles obstrucciones y complicaciones por su falta de limpieza.

Con la utilización cotidiana la red de tuberías comienza a acumular restos de cal, residuos de alimentos u otras sustancias, que impiden el paso de caudal para el que están previstas, produciendo olores desagradables por estancamiento, y finalmente el atasco, por lo que la limpieza de tuberías resulta de vital importancia para su mantenimiento.